© 2013 - actualizado Enero 2020 -  by R&A Smart Health SAS -  Todos los derechos reservados.

Please reload

Recent Posts

LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS ONCOLÓGICOS EN COLOMBIA – HOY ¿QUE ESTÁ PASANDO?

July 23, 2015

1/3
Please reload

No se lo puede perder

LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS ONCOLÓGICOS EN COLOMBIA – HOY ¿QUE ESTÁ PASANDO?

23/07/2015

Retomando la definición de servicios de salud publicado en nuestro blog anterior, si la prestación de los servicios oncológicos de salud se extiende desde la prevención hasta los cuidados paliativos y el mantenimiento de la calidad de vida, y los principales problemas detectados en la prestación de servicios de salud son los relacionados con calidad, seguridad, integralidad y continuidad, invitamos a reflexionar a los lectores sobre ¿Qué está pasando en los prestadores de servicios oncológicos en el país? ¿Cómo están organizados los servicios oncológicos de salud en Colombia?

 

Con respecto a la primera pregunta, es importante partir de la normatividad que hoy los prestadores de servicios de salud tienen que cumplir, la cual está basada en los principios de calidad y que busca establecer en las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud y en los Profesionales Independientes, parámetros mínimos para garantizar seguridad en la atención a sus pacientes. 

 

La principal norma que se relaciona con esto es la Resolución 2003 de 2014, a través de la cual el Ministerio de Salud y Protección Social define los servicios oncológicos habilitables y los requisitos que cada uno de los servicios debe cumplir para minimizar los riesgos inherentes a la atención.

 

Teniendo en cuenta que el primer requisito para cumplir con esta norma es la inscripción de todos los servicios que se presten en el país en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS). Realizando un análisis del comportamiento de servicios habilitados en el REPS encontramos que desde el 2012 cuando se contaba con aproximadamente 3100[1] servicios oncológicos habilitados se ha ido disminuyendo a más o menos 1900[2] según la consulta realizada  en el pasado mes de mayo.

 

 

 

 

 

Esto significa una disminución de aproximadamente 38% de los servicios oncológicos ofertados en el país en un periodo de 3 años. Entre las causas de esta situación encontramos dos principales, el incremento en la exigencia en la norma para prestar servicios de salud para mejorar la seguridad del paciente y la posible no renovación de la habilitación por parte de prestadores de servicios de salud antes del 30 de enero de 2015, como lo definió el MinSalud.

 

Una vez claro cuántos servicios de salud hay en Colombia, es importante conocer o recordar la distribución geográfica de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), en donde encontramos que la zona Centro (Bogotá, Cundinamarca, Antioquia, Boyacá, Meta, Tolima, Huila) cuenta con la mayor concentración de servicios oncológicos con el 43% aproximadamente, seguido de la zona Norte (Costa Caribe y Santanderes) con el 36% y finalmente en la zona Sur (Valle, Nariño, Eje Cafetero, Choco, Putumayo, Vaupés) se encuentra el 21% de éstos.

 

Estas cifras muestran que hay un importante crecimiento de prestadores en el norte del país, debido al desarrollo de las ciudades intermedias, el aumento de la incidencia de estas patologías, entre otros,  pero que la mayor concentración se sigue dando en el Centro, donde están Bogotá y Medellín.

 

Siguiendo en el análisis de cómo están los servicios oncológicos, encontramos que el 87% de los servicios habilitados son ofertados por IPS, esto quiere decir que de los 1910 servicios, 1659 son prestados en instituciones prestadoras de servicios de salud, en las cuales se oferta por lo menos un servicio para la atención de pacientes con cáncer.

 

Es importante resaltar que solo 69 IPS prestar servicios de Consulta Externa y Quimioterapia, pero aún es más preocupante que solo 17 de esas, prestan servicios de Consulta Externa, Cirugía y Quimioterapia, lo que confirma la fragmentación de la atención de esta patología. 

 

La organización de estos servicios en todo el país, dificulta la continuidad en la atención desde las acciones de prevención hasta las de rehabilitación y cuidado paliativo, debido a que éstos se encuentran de manera desarticulada en muchas instituciones y profesionales como lo hemos venido analizando. Esta es una situación que no es nueva, por lo cual desde el año 2011 con la reforma de la Ley 100, se definió la prestación de servicios de salud a través de Redes de Prestación de Servicios Oncológicos (RPSO), entendidas como:[4]

Conjunto articulado de prestadores de servicios de salud que trabajan de manera organizada y coordinada en un proceso de integración funcional, orientado a los principios de complementariedad, subsidiaridad y los lineamientos del proceso de referencia y contrarreferencia establecidos por la entidad responsable del pago, para garantizar el acceso, oportunidad, pertinencia, seguridad, continuidad, integralidad, resolutividad y calidad en el control y la atención del cáncer, así como en los procesos de prevención, detección temprana, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos

 

 

Así mismo, desde el 2013 el Ministerio de Salud y Protección Social ha querido implementar las denominadas Unidades Funcionales, que son “unidades clínicas habilitadas por el Ministerio o quien este delegue y ubicadas al interior de una IPS, cuya función es evaluar la situación de salud del paciente y definir su manejo, garantizando la calidad, oportunidad y pertinencia del diagnostico y tratamiento.  En tal sentido, las unidades funcionales hacen parte de la Red de Prestación de Servicios Oncológicos”[5].

 

En este sentido, la norma permite identificar que las Unidades Funcionales están integradas por servicios de salud oncológicos en una misma IPS, las cuales están más enfocadas al manejo de pacientes con diagnóstico de cáncer y que deberán formar parte de Redes de Prestación de Servicios Oncológicos, donde se complementen y articulen a través de las entidades responsables del pago, con los servicios de prevención y detección temprana.  Sin embargo, la norma no establece que necesariamente deben ser habilitados todos los servicios por un mismo prestador, pero sí que deben estar en la misma instalación, esto con el fin de garantizar la integralidad, oportunidad, seguridad y continuidad en la atención.

 

Para poder ser una Unidad Funcional, ésta debe ser habilitada por el Ministerio de Salud, sin embargo a la fecha no contamos con los requisitos para la habilitación de estas unidades, por lo cual aún no hay Unidades Funcionales registradas y menos aún Redes de Prestación de Servicios Oncológicos que cumplan con los requisitos definidos en el país. 

 

Lo que sí está claro a través de la Resolución 1419 de 2013 es que las Unidades Funcionales, que a hoy son voluntarias de conformar, deben:

 

 Para lograr que la prestación de los servicios de salud oncológicos contribuya al mejorar los resultados del cáncer en el país, se requiere el compromiso de todos los actores, quienes tienen en nuestro concepto, los siguientes retos:

 

  • Ministerio de Salud y Protección Social: con carácter prioritario, establecer la reglamentación de Unidades Funcionales y Rede Integrales de Atención, así como la verificación periódica del cumplimiento de los requisitos de habilitación de los servicios oncológicos para garantizar los mínimos riesgos en la atención.

  • Empresas Administradoras de Planes de Beneficios: Estructurar la o las Redes necesarias para garantizar la atención de sus pacientes de manera integral, continua, oportuna y con seguridad.

  • Prestadores de Servicios de Salud: Articular y aunar los esfuerzos científicos y administrativos individuales, para lograr en conjunto los resultados en salud esperados, garantizar el permanente cumplimiento de los requisitos de habilitación en los servicios prestados. ¿Qué otros retos evidencian ustedes?

 

A partir de nuestro siguiente blog, les presentaremos los casos de unos países, cuyos resultados en cáncer valen la pena revisar y reflexionar qué están haciendo ellos y si eso puede ayudar en nuestro país para mejorar la prestación de los servicios oncológicos e impactar positivamente en la salud de los colombianos.

 

 

 

[1] Cifra presentada por el Dr Jairo Aguilera en el artículo ¿Cómo operan los prestadores de servicios oncológicos? de la Revista Semana publicado el 13/01/2014 y Recuperado el 15/07/2015.

 

[2] Consulta realizada en el REPS el día 14 de mayo de 2015 por nuestra empresa

 

[3] Datos de 2012 y 2013: Cifra presentada por el Dr Jairo Aguilera en el artículo ¿Cómo operan los prestadores de servicios oncológicos? de la Revista Semana publicado el 13/01/2014 y Recuperado el 15/07/2015.

 Datos 2014 y 2015: Consulta realizada en el REPS por nuestra empresa

 

[4] Artículo 2 de la Resolución 1419 de 2013.

 

[5] Artículo 2 de la Resolución 1419 de 2013.